Las razones por qué no enrolas




Enrolamiento

 

Enrolamiento

negando - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

El enrolamiento a los talleres es una actividad fundamental en un proceso de transformación. Por un lado, permite a la empresa continuar funcionando (por supuesto, es un negocio, así que dejemos ese tema), y por otro lado, es el feedback más claro que hay sobre quién estás siendo en tu vida. Por eso es tan incómodo, por eso te molesta hacerlo y terminas haciendo del enrolamiento un enrolo-y-miento. Resulta tan incómodo ponerse en ese espacio, que no es mas que un espejo de quien eres, que muchos prefieren pagar ellos mismos los enrolamientos que los mismos declararon. ¿El resultado? Muchos de esos enrolados no llegan nunca a vivir los talleres.

Puedes contarte la historia que quieras para justificar no enrolar, pero no pierdas de vista que no se trata tanto de llevar personas a inscribirse a un taller sino de que la gente de tu vida vea en algo en ti, en quien estás siendo que quiera compartir esa visión del mundo, así que de todo lo que se trata es de probar quién estás siendo y cómo estás ejerciendo tu liderazgo.

En otras palabras, si estoy siendo capaz de enrolar a un taller o no tiene todo que ver con quién estoy siendo, no con quien estoy diciendo ser.

A continuación te comparto las 11 principales razones por las que no enrolas.

  1. Es puro negocio. Por supuesto que es un negocio. Un centro de transformación es una empresa como cualquier otra, tiene empleados, socios, paga impuestos, contrata entrenadores, tiene gastos. Como cualquier empresa normal. Así que, ¿Qué hay de nuevo en que sea un negocio? ¿Tu trabajarías gratis? Seguro que no, tu, yo y todos tenemos que pagar, comenzando por la comida, todo en esta vida. Contarte que por eso no enrolas es un cuento que te cuentas y que ni tu te la crees, seguro puedes ser más creativo e inventarte una historia que se sostenga mejor.
  2. La situación está muy difícil. Claro que si, tienes toda la razón, la situación económica está muy difícil en todos lados, sin embargo tomar esa circunstancia como una razón para justificar el no enrolar, tampoco es sostenible, puesto que la mayoría de las personas tienen el dinero para divertirse, salir los fines de semana y comprar, aunque sea con esfuerzos lo que desea tener. Y lo hace porque le ve un valor a hacer esos gastos. Pregúntate qué valor para ellos representa lo que están viendo de ti.
  3. La gente de tu vida no nota nada nuevo en ti (al menos nada bueno) ¿Quién estás siendo en tu vida real? ¿Por qué querría enrolarse la gente de tu vida? No, no es que tengan miedo de salir de su zona cómoda. Todos nos arriesgamos a salir de ella cuando vemos algo valioso, cuando queremos tener algo que nos interesa. La gente no se enrola porque no ve nada de valor en tomar el entrenamiento basados en lo que ven en ti.
  4. Hablas en clave. "cuatros", "feedback" "te veo" etc. Estás hablando un lenguaje que solo tu y las personas que han tomado el proceso o lo están tomando entienden. ¿Tu no te espantarías?
  5. Divides. Ellos y nosotros: Los que ya tomaron el entrenamiento y los que no. Nosotros los que ya sabemos de que va la cosa y somos espiritualmente superiores (si, claro, ajá) y los simples mortales. No existen ellos y nosotros, todos somos parte de lo mismo, nunca enrolarás a efectos prácticos conviertes unos talleres en una ceremonia de iniciación necesaria para entrar a tu círculo exclusivo (que no es nada exclusivo ni especial)
  6. Vives en el centro. Eres el mejor transformer de taller. Vas a cada evento del centro, eres staff, senior, te quieres entrenar para ser entrenador y mientras tanto las personas de tu vida extrañan a esa persona que tanto quieren y que sienten que se ha alejado por culpa de los talleres.
  7. Dejas tus amistades. No se trata de cambiar de amistades, se trata de sumarlas. Si conviertes tu circulo de amigos en una secta, ¿cómo crees que la ve la gente?
  8. Utilizas las herramientas de transformación para hacer más de lo mismo. No existen cosas como "Elegir responsablemente ser irresponsable", no se vale el "así soy y asi me funciona", "te veo parado en tu razón" solo porque no te dejan pararte en la tuya, etc. Si manipulas las herramientas de la transformación para salirte con la tuya, la gente no te culpa a ti, culpa a la transformación
  9. A nadie le gusta que le den feedback en formato de taller. NO DES FEEDBACK. Punto. No hay modo más rápido de desenrolar a alguien que utilizar las lo que viviste en un taller fuera del salón, completamente fuera del contexto que les da razón de ser.
  10. No eres coach, mucho menos entrenador. Tu, igual que el resto de la humanidad, (incluidos entrenadores y coaches) no tenemos la menor idea de qué va el mundo y estamos buscando crear una historia que pueda sostener la vida que queremos tener. Los entrenadores y coaches están capacitados para apoyarte a encontrar algunas de esas historias personales. ¿Quieres dar coaching? Aprende a ser coach.
  11. No estás siendo tu contrato. Esta es la principal y más importante de todas las razones por las que no enrolas, y en ésta se engloban todas las anteriores: No estás siendo esa persona completamente nueva que declaraste ser en tu avanzado. No importa a cuántos talleres vayas, cuánto tiempo pases en el centro, cuántas frases de transformación te sepas, con cuantos graduados o entrenadores te juntes,si no eres quien tu mismo(a) elegiste ser en tu vida real, la gente lo nota y jamás se va a enrolar no a un taller, sino a tu vida
Lee también
¿Estás Jugando o Viendo jugar?

 




Comparte
Lee también
Dar gracias

29 comentarios de “Las razones por qué no enrolas

  1. Sr. Bernardo Villar. Mil gracias por compartir estos puntos. Son sustanciales para poder seguir creciendo y compartiendo lo poco o mucho que Dios nos ha dado. Gracias nuevamente por Compartir, Bendiciones.

  2. muy bueno, solo una pregunta con el fin de saber tu opinión, que pasa con el staff?? me refiero a que te dicen que es pararte por la gente y es dar y dar, los coach entonces al cobrar no estan parados por la gente? ellos no dan?? por que ellos cobran por que de eso viven y si el staff le pagaran siento y pienso que se podria abrir otro ramo en la transformación el ramo de staff, donde te puedas preparar para ser estaff en excelencia y que sea una carrera, pues seria como los coach que no por que cobren no lo hagan en excelencia y seria de la misma forma para un staff, me gustaría conocer tu opinión, saludos

    • Hola Armando. Creo que tienes un punto al respecto de los seniors (no necesariamente el staff, aunque la distinción podría ampliarse) De hecho estamos preparando una propuesta interesante para los centros en ese respecto

  3. En verdad este articulo maneja realidades que nos suceden al ir a enrolar. Felicidades

  4. Gracias por compartir las Ideas y Herramientas que nos hacen mejores seres,y una vida mejor.

  5. En parte tienen razón, pero tampoco es la ultima palabra,,ni son los únicos, tampoco hay que presionar tanto porque aburren al que está en el seminario.podrían buscar otra estrategia que no muestre esto como una obligación física sino moral. Recuerden que el líder no obliga sino qie enamora y todos no tenemos la misma labia ni la misma capacidad. No nos engañemos ni obli guen a la gente a creer que todos tenemos las mismas capacidades. Hay que hacer la lucha pe pero no pedir imposibles..
    Por favor no me escriban “que ocultas ni que temes” Simplemente seamos realistas. Gracias

  6. Excellente Articulo! Definitivamente para mi la clave para enrolar es inspirando con resultados y maneras de ser!

  7. Me encantó, gracias por contribuir de esta manera y dejarnos ver puntos importantísimos de la transformación. En lo personal, tu blog ha sido de bastante apoyo para mi, gracias por crearlo y ser inspiración 🙂

  8. Quiero referirme a la primera razón. No es tanto que “sea un negocio”. De acuerdo, nadie trabaja gratis, ni tiene por qué hacerlo. Pero ¿qué hay de lo que hacen con el staff y los seniors? Se toman grandes molestias y realizan grandes esfuerzos para formar una fuerza laboral muy poderosa, a la que no le pagan un centavo por “enrolar”. Y les meten el cuento de que es parte de su formación como líderes; que quienes más ganan son ellos, porque están “dando” a otros la oportunidad de transformar sus vidas.
    Como lo veo, es el negocio más “redondo” que pueda existir. Pero eso no está mal – ¿quién no desea tener un negocio que genere abundancia por donde se le mire? El problema es la forma tan sutil y engañosa como manipulan a quienes valientemente se lanzan a lo desconocido para comenzar el proceso de transformación de sus vidas. Los programan tan astutamente, cambiando inclusive la forma como hablan y se expresan, que los convierten en los mejores instrumentos de enrolamiento que una empresa pudiera desear – ¡y no les reconocen un céntimo por ello!
    Si el dueño y el director del centro tienen derecho a vivir de este gran negocio, si el personal administrativo y operativo tienen derecho a recibir un pago por lo que hacen, si los coaches tienen derecho a ser bien pagados por su labor, entonces ¿por qué quienes empiezan a servir como staff y como seniors no pueden esperar lo mismo?
    Dice, señor Villar, que “tienen una propuesta interesante para los centros” para empezar a cambiar eso. Pero dudo que ese punto en particular vaya a cambiar, porque al empezar a pagar una comisión -lo cual sería justo- por cada enrolado, el negocio ya no les será tan lucrativo.
    Pienso que esta es simplemente la cereza en el pastel; el moño en el paquete, el toque final de un sistema que manipula magistralmente las emociones del ser humano, al punto de quebrar a las personas y programarlas mentalmente para que absolutamente todo lo que viven al interior de los talleres lo consideren como lo más maravilloso que les pudiera suceder, y que guarda hermética y celosamente sus técnicas de manipulación, como cualquier otra secta. ¡Los procesos de transformación, son una gran farsa!

    • Hola Andrés. De verdad estoy de acuerdo en mucho de lo que apuntas. Lamentablemente algunos centros han sido creados con pocos conocimientos de lo que es en verdad esta tecnología. Como te digo, es lamentable, puesto que terminan creando impresiones como la que tu tienes de estos entrenamientos. Sin embargo muchas otras empresas de transformación están fundadas en una visión clara más allá de el solo asunto del dinero, tienen un contexto claro y riguroso de transformación y cuentan con entrenadores calificados. Estos centros han apoyado y apoyan a miles de personas a encontrar un contexto que les funcione para conseguir lo que quieren (la transformación no se trata de ver la vida color de rosa). Desgraciadamente desde afuera un centro se ve igual que el otro y es difícil distinguir cuál es cuál (checa este artículo al respecto) Precísamente este blog busca entre otras cosas divulgar lo que es la transformación para que no sea el misterio mejor guardado, y de algún modo informar a las personas que estén interesadas en esta filosofía de vida para que puedan tomar una decisión en donde no valga el “tu confía”.
      De verdad, agradezco tu comentario, creo que muestra mucho del por qué es necesario hacer algo para que la transformación funcione como debe ser.

      • Apreciado señor Villar,
        Aprecio muchísimo su respuesta sincera. Debo decir, en honor a la verdad, que el centro que tengo en mente al hacer estos comentarios es, probablemente, uno de aquellos a los que usted se refiere como “fundados en una visión clara” y que “tienen un contexto claro y riguroso de transformación y cuentan con entrenadores calificados.”
        En realidad, es con el fundamento de la filosofía de la transformación con lo que tengo mayor problema. Me resulta extremadamente coercitiva y manipuladora. Todo cambio genuino y profundo requiere tiempo. Y solo el tiempo puede demostrar, en cada caso individual, qué tan efectivo resulta ser el proceso, y si valió la pena soportar toda la presión, confrontación y manipulación emocional a la que una persona es sometida en los talleres.
        Pero es imposible hacer un seguimiento a cada uno de los miles de casos que pasan por los centros, ¿verdad? ¿Quién sabe cuántas frustraciones, decepciones, rupturas conyugales, agudizacion de conflictos intrafamiliares, retrocesos, recaídas graves en casos de depresión, o incluso suicidios ocurren, que nunca son reportados, y por los cuales ni los entrenadores, ni los seniors, ni los dueños y directores de centros asumirán jamás niguna responsabilidad?
        Me aterra imaginar la realidad tan poco rosa detrás y más allá del proceso de “transformación”, que afecta no solo a la persona que se somete al mismo, sino a los seres queridos a su alrededor.
        El ensoñamiento y sensación de logro de las actividades realizadas por fuera de los talleres fácilmente se olvida y queda atrás; los logros propuestos, el “contrato” que cada quien asume consigo mismo bien puede quedar en meras palabras sobre un papel, si la transformación no llega a los niveles más profundos del alma, y se quedan solamente a nivel de las emociones manipuladas por la música, las frases consigna repetidas una y otra vez por el entrenador, el staff y los seniors, las declaraciones repetidas insistentemente cual mantras, el mundo casi fantástico que se crea al interior de los talleres, y del cual quedan automáticamente excluidos todas las demás personas alrededor, que no se expresan con las mismas frases y términos, que no “entienden” el misterio casi sacrosanto de la vivencia del taller y su contexto, que no hablan el mismo lenguaje transformacional …
        ¿Cómo no percibir todo esto como una secta, si muchas de las características mundialmente aceptadas como propias de una secta, se reflejan claramente durante el proceso de “transformación”?
        Y la única respuesta que recibimos los que por las circunstancias tenemos que observar desde cerca, pero aún desde afuera, es “tienes que vivirlo para entenderlo”. Ese argumento jamás me convencerá.

        • De verdad lamento tu experiencia. En realidad la transformación no tiene nada que ver con eso que tu viviste. Checa los articulos de este blog y verás que el enfoque transformacional es muy distinto a lo que tu viviste, lamentablemente mucha gente no lo tiene claro y se generan conductas que en efecto, algunas veces son sectarias. El argumento de “confía” se debe justo al desconocimiento sobre lo que es este entrenamiento en general. De hecho me doy cuenta que tu experiencia no es aislada y muchos la comparten y visto desde tu punto de vista no podrias tener mas razon. Sin embargo no confundamos la transformación con los centros. Hay malos centros, no mala transformación.
          A titulo personal puedo decirte que en el centro que yo fundé y del cual forme parte por 4 años, si se mantiene el contacto en mayor o menor grado con la mayoria de los graduados y se busca no promover comportsmientos sectarios. Y yo se que hay muchos centros serios y comprometidos.
          Imaginate que tienes sed y comprad una botella de agua de alguna marca aleatoria. El agua es agua, verdad? Pues imaginate que tu agua trae sedimentos y está turbia. Es culpa del agua? No. El agua es buena. Es culpa de la embotelladora. Pero de ESA embotelladora. No de todas. Hay algunas que cuidan mas su producto que otras.
          En la transformación, como en todo, pasa igual. La transformacion funciona, lo que no funciona son algunos centros y entrenadores.

    • Hola andres, no pretendo tener la razón, pero si me das el permiso te quiero preguntar…. en algún momento tuviste la oportunidad de ser staff o senior? si lo fuiste creo que no encontraste tu verdadero propósito de estar en ese espacio, creo que no viste el valor que ese entrenamiento tuvo para ti, y bueno nose si crees en el Darma. pero cuando das con el corazón no necesitas esperar nada a cambio. no necesitas reconocimiento, el ser staff o senior es mas como colocar en practica tu herramientas, quizás practicarlas y colocar en acción tu liderazgo. si no has sido staff o senior te invito a que seas y descubras lo que hay ahí para ti, se que es grande. recuerda lo que resistes persiste. Gracias por publicar tu opinión fue gratificante recordar mis procesos. un abrazo. 4tos.

  9. Actualmente estoy en un proceso de estos y les cuento que se gasta mucho tiempo en convencernos de enrolar que en los mismos ejercicios de interiorización y generación de cambio que son el “core” por lo cual estamos allá sentados; sin embargo, no le doy atención a esto y sigo con mi proceso y menos me dejo presionar.

    Por otra parte, el dinero si es un limitante impresionante; casi US$320 que sirven para suplir otras cosas de primera necesidad como es la salud, la comida o la renta. Para una persona que tiene el presupuesto a raya no se puede dar el lujo de pagar un entrenamiento de estos por mas que se le tenga “enrolada” mentalmente.

    Ay que ser realistas y este proceso no es para todos. Y cada cual hace su proceso como le plazca, probablemente su enrolamiento no es en llevar gente al entrenamiento; si no en otras cosas de su vida, su trabajo, su familia, inclusive con el mismo.

  10. Que tu testimonio sea tan fuerte que tu voz no se escuche. Y mi pregunta es como podrias ayudar a la gente de escasos recursos para transformar sus vidas?

    • Ya se están haciendo esfuerzos en ese respecto en varios lugares, pero tiene mucha validez lo que dices. El contexto no se cambia desde una computadora, sin embargo tenemos la posibilidad de llegar e inspirar a muchísima gente que a su vez será un impacto en otros seres humanos.

      Sin embargo, buen reto, crear un mecanismo para que esto llegue a quien no tiene modo de accesarlo. Reto aceptado.

  11. Maravillos y totalmente cierto la que mas me gusto fue la numero 6
    transformer de taller, no hay manera mas facil de evadir tu vida, que estando dentro todo el tiempo de una organizacion. saludos desde Hermosillo

Los comentarios han sido cerrados.