15 hábitos de los lideres enroladores




Hábitos de un líder enrolador

super_woman - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Los líderes tienes ese algo que enrola, una personalidad carismática que es indispensable cuando se trata de ejercer el liderazgo. Lo que separa a un líder de un simple jefe. ¿Cómo es esa manera de ser que le da su carácter de líder al líder? A veces es difícil definirlo pero es mucho más fácil hablar de cómo se ve un líder, cuáles son las acciones que lo revelan como tal?

A continuación les comparto 15 acciones que son una regla general en el tipo de ser que llamamos líder.

  1. Actitud positiva que se nota y se contagia. Auténtica. Un líder no va por la vida repitiendo a todo el mundo slogans de transformación que ni siquiera él o ella entiende ni de desearle a todos los que te encuentras un día "cuántico e irrazonable"; se trata de una actitud que no requiere hablarse para verse. Es la actitud echada para adelante y lista a tomar acción todo el tiempo. La actitud de "si se puede y si no se puede haré que se pueda", la actitud que separa el "hacerlo posible" del "hacer lo posible".
  2. Habla genuinamente amistosa. Genuino. No meloso y acaramelado. Amistoso, interesado, ligero, leve, de igual a igual. Un líder no está en un nivel distinto ni está para dar consejos condescendientes, habla con todos como amigos y ya. ¿Tienes un mejor amigo(a)? ¿te acuerdas como hablas con él o ella? Bueno, pues ahí tienes la idea.
  3. Completa atención en la escucha. El secreto está en lo que se oye, no en lo que se dice. Saber escuchar es una de las mayores habilidades de un líder. Escuchar no es oír los sonidos que la otra persona emite al hablar. Escuchar es entender desde dónde viene esa persona, dónde surge su conversación. Pero no se puede escuchar cuando todo lo que se oye es tu propia voz interior decidiendo qué se va a contestar. Muchas veces ni siquiera se requiere contestar nada. Solo escuchar.
  4. Mantener la calma. Cuando los problemas surgen, alguien requiere conservar la calma, parar y ver, elegir y causar que se tome la acción adecuada. Si el líder, en su empeño en parecer auténtico pierde la calma y la compostura, llora o se enoja cuando se le presenta una circunstancia propia o ajena, sus posibilidades de acción están seriamente comprometidas (y no es lo mismo que l"as posibilidades de acción estén comprometidas", que significa que están en riesgo, que las "posibilidades de acción sean comprometidas", que significa que hay un compromiso para solucionar la situación.)
  5. Paciencia. Un líder sabe que la mayorías de las veces las cosas no ocurren de inmediato. Tienen su momento y van a ocurrir si el líder las causa, pero muchas veces se requiere un tiempo entre la causa y el resultado.
  6. Mente abierta. Pensar todo el tiempo igual es crear los mismos resultados (razonable). Arriesgarse a pensar distinto, encontrar nuevas interpretaciones, nuevos contextos genera resultados extraordinarios (irrazonables)
  7. Sonríe. No cuesta nada y hace una diferencia en tu actitud y en la experiencia que los demás tienen de ti. Un líder sonríe porque sabe que no importa qué, él o ella es la causa de la solución y si va a ser depende de él o ella.
  8. Sabe callar. No tienes que decir todo lo que piensas todo el tiempo. Eso muchas veces no es ser honesto sino ser imprudente. El líder requiere principalmente conocer y para conocer se escucha, no se habla.
  9. Actúa hoy. Un líder es un hombre o mujer de acción. Planear una acción es menos efectivo que la acción misma. Las buenas intenciones nunca lograron nada por si mismas.
  10. Apoya sin tener que hacerlo. Un líder está en servicio todo el tiempo y con todo el mundo. No se espera a que le pidan apoyo. Lo ofrece y se compromete. En lo pequeño y discreto igual que en lo grande y espectacular. Lo que se sabrá y lo que no se sabrá.
  11. Aprende de las fallas y no se abruma por ellas. Todos fallamos. Los líderes fallan más porque toman decisiones y actúan todo el tiempo. Cuando fallan aprenden y se mueven a lo que sigue. Un líder clara la distinción entre falla y fracaso, siendo una temporal y otro definitivo.
  12. Cada persona con la que interactúa es la más importante del mundo. El líder lo es por los demás y para los demás. Su visión depende de la suma de muchas más visiones. Cada persona es lo más importante porque cada persona es una visión única del mundo. Cada visión es un mundo en potencia.
  13. Sabe reconocer. Un líder sabe reconocer los éxitos de los demás y los propios. También sabe que cada logro está en el pasado y luego de reconocerse y reconocer a los demás se mueve a lo que sigue
  14. Pide apoyo.  Un líder lo es porque hay personas enroladas con él y su visión. Un líder es la causa pero no puede hacerlo todo. Cuando un líder dice: si va a ser depende de mi no quiere decir que es supermán y va a ser capaz de hacer todo lo que se le presente en el camino, quiere decir que como causa sabe sus capacidades y las ajenas, y causa el resultado con el apoyo y la suma de todos las capacidades a su disposición. Propias y ajenas.
  15. Pide feedback. Un líder sabe que no sabe todo ni tiene en sus manos la verdad absoluta. Un líder sabe que su percepción de el o ella no es necesariamente la misma que los demás tienen de el o ella, así que pide esa información que le permita enterarse de quién está siendo y le permita tomar acciones correctivas si fueran necesarias.
Lee también
10 cosas para empezar a ser feliz hoy

 




Comparte