Responsabilidad Total




 

Responsabilidad Total

Por Bernardo Villar

Yo creo el mundo.

No EL mundo, sino MI mundo.

Lo estoy creando todo el tiempo.

No de un modo mágico, sino de un modo totalmente real. Mi mundo es la suma de los hechos del mundo más la interpretación que yo les doy a través de mis creencias, prejuicios y paradigmas. Así que si yo no estoy creando una piedra, sí estoy creando mi experiencia de una piedra: lo que la piedra es para mi. Y así con todo el mundo.

Entonces, si yo no puedo conocer al mundo sino mi experiencia del mundo, yo soy el único responsable por todo lo que pasa en el mundo. En mi mundo.

Si hay una guerra, yo no soy responsable de haberla causado, sin embargo soy responsable de cómo me relaciono con ese hecho, con lo que la guerra es para mi y desde ahí, con lo que yo puedo hacer al respecto.

Si un familiar está enfermo de cáncer, yo no se lo he causado pero estoy causando mi experiencia de este familiar enfermo de cáncer.

Yo no he causado el calentamiento global, pero al estar creando mi experiencia del calentamiento global, soy responsable de lo que yo pueda hacer sobre esa experiencia.

Yo no soy objetivamente responsable de la mayoría de las circunstancias de mi vida, pero si de mi experiencia de ellas, y como al final eso es lo único con lo que yo puedo operar, pararme como responsable, es decir, como fuente, como origen de absolutamente todo lo que experimento me coloca en una plataforma de poder muy distinta a la que me otorgaría la postura de ser ajeno a mis circunstancias y a ser una consecuencia de ellas y no lo contrario.

Yo soy totalmente responsable de mi experiencia de vida, que es todo a lo que puedo acceder en el mundo.; así que me debería preguntar seriamente: ¿Qué experiencia elijo tener del mundo?¿Quién estoy dispuesto a ser y qué estoy dispuesto a crear para tenerla?




Comparte
Lee también
Perdonar