7 maneras comprobadas de alcanzar pronto la infelicidad

7 maneras comprobadas de alcanzar pronto la infelicidadPor Bernardo Villar

Nadie quiere ser infeliz, ¿correcto?

Todos queremos ser felices, todos deseamos sentirnos plenos viviendo la vida que siempre hemos soñado. Y sin embargo nuestras acciones están encaminadas a la infelicidad, ¿No es verdad? Si como decimos, estamos haciendo todo por ser felices, ¿por qué no lo somos? ¿No será que decimos querer ser felices pero le encontramos una utilidad oculta a nuestra infelicidad?

¿Cómo puedes decir eso? ¡Qué cosa más escandalosa! ¿Por qué querría yo ser infeliz? ¡Esa es una estupidez!

¿En serio? ¿De verdad no existe una ganancia oculta en tu infelicidad? (Por supuesto, estás pagando precios altísimos por esa ganancia, pero te aseguro que la hay)

Permíteme explicarme:

¿De qué te sirve estar en una relación abusiva? (o una serie de relaciones abusivas, copia una de la otra) ¿De qué te sirve estar gordo y no ser capaz de hacer nada al respecto? ¿De qué te sirve todo lo malo que te pasa? Todo eso te está dando la razón perfecta para justificar tus resultados y te está ganando la simpatía, la aceptación y el cariño aparente de muchas personas, así que ¿para qué cambiarlo?

Por supuesto, sabes que tu sobrepeso no te funciona, que es un riesgo para tu salud, que te limita en muchos aspectos, sin embargo esos mismos precios están siendo tu pago puesto que te dan la razón perfecta para tus resultados: No tengo la relación que quiero por mi peso, no puedo ponerme la ropa que quiero por mi peso, etc. Vives una relación abusiva, tu esposo te maltrata física y emocionalmente, dices que no quieres estar ahi, y sin embargo ser la víctima de tu esposo (o esposa, porque hay casos) te gana la simpatía de tus amigos y amigas, que se preocupan por ti y te cuidan. Tus padres te abandonaron de niño(a) y te aferras a esa como la razón de tus resultados cuando en realidad te estás aferrando al afecto y la protección que esa historia genera en la gente a tu alrededor. Y ese afecto hace que te sigas saliendo con la tuya en muchos aspectos.

Así que, pues, basados no en lo que decimos querer, sino en nuestras acciones y nuestros resultados que develan nuestro verdadero compromiso, estamos, aparentemente comprometidos a ser infelices y paradójicamente esta infelicidad nos hace “felices”

A continuación te comparto 7 maneras comprobadas de alcanzar pronto la infelicidad:

  1. Obsesiónate con la perfección. La perfección es una aspiración. Siempre podemos hacer las cosas mejores, siempre podemos ir más allá en nuestro resultados, sin embargo exigir resultados sobrehumanos como condición para ser feliz es receta perfecta para la infelicidad. No se trata de no jugar a ganar, sino de plantear un juego que sea imposible ganar, preparando el espacio para tener razón en que no se es lo suficientemente bueno. No importa lo que logres, nunca te reconozcas, antes bien, repréndete porque no es suficiente. No vayas a querer reconocerte ningún logro, si quieres ser infeliz recuerda: tu no tienes ninguno.

  2. Haz tu coro de infelices. Hay mucha gente defendiendo su infelicidad en el mundo, puedes ir rodeándote de otros cuyo compromiso con la infelicidad haga eco en el tuyo y viceversa. Reúnete a menudo con ellos para compartir lo infelices que son y jueguen a encontrar la causa externa más creativa, el culpable más malo (normalmente son los papás y los esposos(as) y ex cónyuges). No se te vaya a ocurrir rodearte de personas que no te compren tu historia ni sientan compasión por ti. En una de esas podrías terminar siendo feliz.

  3. No vivas en el presente. Vivimos justo ahora, no hace un segundo ni dentro de un segundo. Ahora. Del pasado sacamos experiencia (recuerdo) y hacia el futuro hacemos planes (imaginación). Es inevitable que nuestra mente vaya del recuerdo a la imaginación, pero la gente que se compromete a la felicidad vive en el ahora la mayor parte del tiempo. Así que si quieres ser infeliz no lo hagas: engánchate a los eventos del pasado y sufre porque no fueron como quisiste o angústiate por todo lo que puede traer el futuro.

  4. Compárate con el éxito de otros. Ésta no falla: búscate gente exitosa, gente que tenga la relación que tu quieres, las finanzas que tu quieres, la actitud que tu quieres, la familia que tu quieres y por ningún motivo los uses como inspiración, sino envídialos y siente lástima por ti que no tienes todo lo que ellos(as) han logrado. Si puedes sabotéalos, ¿Cómo se atreven a comprometerse con su felicidad?

  5. Enfócate en lo negativo. Observa todo no tienes en tu vida y siente cómo te falta, el vacío que deja en tu vida. Siente el fracaso fluir por tus venas y no olvides compartirlo para ganar adeptos a tu coro de infelices. No se te vaya a ocurrir ver ese espacio vacío como el lugar donde puedas crear algo  nuevo, eso solo te puede conducir a la felicidad.

  6. No aceptes que el mundo es como es. Seguro, el mundo debería ser como tu quieres y girar en torno a ti. Enójate si no es así, resístelo con todas tus fuerzas. Amárgate. Ni de chiste aceptes que el mundo es como es y que en este momento estás donde estás, porque en el momento que lo aceptes podrías ver las posibilidades para crear algo distinto y quien sabe, tal vez podrías ser feliz.

  7. Compícate la vida. La vida no es sencilla, pero eso no es suficiente. Encuentra el modo de complicarla más. Encuentra todos las razones porqué no pueden hacerse las cosas, todas las cosas que pueden fallar y haz que ocurran. Lo importante es tener razón en tu infelicidad. Demuestra que eres infeliz y que otros son culpables. No se te ocurra tomar responsabilidad y actuar para que las cosas funcionen

Lee también
Lo que pasó y lo que digo que pasó

Ok, esos son mis 7 granitos de arena para contribuir a tu infelicidad. Si después de leer este artículo sientes que ya practicas uno o mas de mis consejos, ahi la llevas, vas en camino a la infelicidad. Si de casualidad quieres arriesgarte, puedes hacer todo lo contrario, pero no respondo, podrías terminar eligiendo ser feliz con todo y lo que eso lleva: ser responsable de todos tus resultados, tomar acción y comprometerte con una visión que vaya mucho más allá de ti mismo.

 

Si este artículo te parece interesante, por favor, déjanos un comentario y compártelo con tus amigos.

Lee también
¿Quieres enrolar? Guarda silencio y escucha