Aprende a distinguir

Aprende a interpretar tu realidad de un modo distinto

 

Aprende a distinguir

Por Bernardo Villar

Si lo que estás buscando de un entrenamiento de es que alguien te diga cómo hacer las cosas para tener éxito en la vida, anda, ve y búscalo en otra parte, porque eso no te lo puede decir nadie ni en este entrenamiento ni en ningún otro taller de desarrollo humano.

Tampoco vas a aprender nada en el sentido tradicional de la palabra porque nadie tiene nada que enseñarte.

Mucho menos vas a recibir herramientas para usar cuando las necesites porque estos entrenamientos no tienen que ver con tus haceres sino con quién eres mientras los haces, la persona de la cual emanan naturalmente. Así que no, tampoco vas a encontrar herramientas en la transformación.

Lo que vas a encontrar son distinciones, es decir, podrás considerar interpretar tu realidad de un modo distinto basado en un modo distinto de interpretar ciertos conceptos de tal modo que abran nuevas posibilidades, un espacio nuevo en el cual tu vida pueda ocurrir de otro modo. De un modo enteramente nuevo.

Lee también
Vive sin Límites

Piensa en esto, si tu no puedes distinguir distintas interpretaciones entre fallo, error y fracaso, todo fallo y error será un fracaso, es decir, algo definitivo. En cambio, si interpretas fallo solo como un resultado no deseado de una acción realizada, entonces tienes la posibilidad de arriesgarte a fallar sin culpa. Se abre un nuevo espacio de acción donde fallar es un riesgo menor. Si no puedes distinguir entre culpa y responsabilidad, jamás querrás aceptar ser responsable por tu vida. Sin embargo, si puedes hacer la distinción culpa como resultado de un juicio-sentencia que antecede a un castigo y responsable como la capacidad o habilidad de responder por nuestros actos, la diferencia es sustancial. Una te quita poder y otra te lo da. Una genera miedo y otra libertad.

Además de distinciones, lo único que encontrarás es un espacio en el cual tu puedas crear las interpretaciones que modelarán de ahi en adelante tu vida. Nadie te va a decir como, no hay recetas. tu vida es solamente tuya, igual son solamente tuyos tus resultados.

Lee también
La Flecha y el Blanco - Una historia sobre visión.