Circunstancias, circunstancias…




Circunstancias, circunstancias...

Por Bernardo Villar

No se trata de las circunstancias. Nunca se trató de las circunstancias. jamás ha estado relacionada con el manejo de las circunstancias.

Tu vida siempre va a tener circunstancias, siempre va a tener altas y bajas, siempre va a haber circunstancias que no puedas controlar. Así es y es normal. No hay mucho qué decir al respecto. Y no se trata (nunca se ha tratado) de aprender cómo manejar las circunstancias de tu vida. Eso son haceres, acciones, resistencia ante lo que es.

Escuchamos que “un líder es más grande que sus circunstancias” y esta frase encierra conflicto, antagonismo, resistencia a las circunstancias de la vida: “yo lucho por lo que quiero”, es decir, yo me peleo con el mundo y lo venzo. Y entonces la vida es una serie de conflicto entre mis circunstancias y yo. Yo diría que en realidad un líder sabe cómo relacionarse efectivamente con sus circunstancias, en total responsabilidad por su experiencia de ellas y de este modo causar un cambio en cómo el mundo ocurre para los demás.

Transformación se trata, siempre se ha tratado, no de manejar tus circunstancias, sino de poder relacionarte de un modo distinto con las circunstancias de tu vida. No se trata, nunca se ha tratado, de cambiar el contenido de tu vida, sino el contexto en el cual existes, desde el cual operas. Y el modo en que te relacionas con las circunstancias de tu vida hace toda la diferencia en las posibilidades que puedes ver y por lo tanto, las acciones que tienes disponibles y en consecuencia, los resultados que obtienes.

Lee también
Mi Experiencia de Ti

Transformación tiene que ver con darse cuenta que lo que pasó y la historia que yo me cuento sobre lo que pasó son dos cosas distintas, y que la historia que me cuento es solo una entre la infinidad de historias posibles sobre el mismo evento, y que el significado del evento se lo doy yo mediante la historia que cuento sobre él. El evento siempre es neutro, sin significado objetivo ni sentido intrínseco, así que yo puedo darle al mismo evento distintos sentidos y desde esas historias alternativas relacionarme con él.

Transformación se trata, siempre se ha tratado, de alterar la manera en que te relacionas con tus circunstancias, no con recetas para manejarlas.

Alguien decía que la vida es una montaña rusa, algunas veces te lleva muy arriba, otras va en picada hasta abajo, y así va a continuar siendo, el asunto de estos entrenamientos tiene que ver, no con que deje de ser una montaña rusa, sino con darte cuenta que puedes elegir estar montado en el carrito en lugar de estar en los rieles. Se trata de tomar total responsabilidad sobre tu experiencia de vida. Y de inspirar a otros a hacer lo mismo.

Lee también
De Comités, Bulling y el Síndrome de Estocolmo




Comparte