Depende de Ti





 

 

Depende de Ti

Por Bernardo Villar

¿De quién va a depender que las cosas pasen? Pues de mí, naturalmente. Pero, ¿Es esto la verdad?

¡Claro que no!  ¡Hay muchas cosas que no dependen de mi! No es la verdad, pero si es una postura que elijo hacer mi verdad. Es una plataforma desde la que elijo operar. Una postura que me otorga poder: en lugar de sentarme a esperar que las cosas pasen, en lugar de dejarlo a la suerte o en manos de la voluntad y compromiso de alguien más, elijo tomar acción y hacer todo lo que esté en mis manos para que lo que yo estoy comprometido a causar ocurra.

Pero pararme en la postura de que si va a ser depende de mí, es mucho más que tan solo tomar acción comprometida. Quiere decir también que yo soy dueño del resultado, cualquiera que sea éste. Quiere decir que si el resultado no se da, no puedo culpara a nadie, sino tomar responsabilidad y preguntarme: “¿Qué está faltando de mí?¿Quién fui yo para causar este resultado?¿Quién requiero ser para que el resultado que busco se de?

Lee también
¿De aquí a dónde vas?

Incluso si lo que yo pretendo crear está en manos de otra u otras personas y el resultado no se da, es inadmisible responsabilizarlos a él o a ellos. Antes requiero preguntarme cómo fallé en causar el ellos el compromiso para que el resultado se diera.

Depende de mí es una postura que me hace dueño de mi vida, de mis resultados, de todo lo que sale de mi boca, de todo a lo que me comprometo.

Depende de mí es un lugar a la vista de todos, no hay sitio dónde esconderse, no hay nada qué decir, sólo conseguir o no el resultado.

No quiere decir que todo el tiempo vaya a tener el resultado, quiere decir que no importa qué, voy a pararme como la causa de cada cosa que ocurre en mi vida, en mi mundo.

Lee también
Enrolar es compromiso




Comparte