¿Dónde está tu compromiso?




compromiso1 - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

El mayor nivel de compromiso es “Comprometido no importa qué”, es decir, totalmente comprometido.

Se supone que para que la vida funcione requieres estar comprometido a ese nivel.

Se me ocurre que ya estás en este momento comprometido a este nivel. La pregunta es dónde está tu compromiso a este nivel.

Algunas veces tu compromiso está en tener los resultados que dices querer, pero siempre tu compromiso va a estar en obtener los resultados que estás teniendo. ¿Quieres saber dónde está tu compromiso? Checa tus resultados.

Si tus relaciones no están funcionando, estás comprometido a que tus relaciones no funcionen. Si tus finanzas son escasas, a eso es a lo que has estado comprometido.

No quiero decir que tu solo compromiso cambie de un momento a otro tus resultados. Quiero decir que tus resultados te dan información sobre a qué has estado comprometido y, por supuesto, cambiar esos resultados ganados tras largo tiempo de estar comprometido a tenerlos puede no ser fácil. Sin embargo, cuando cambies tu compromiso a tener otros resultados, eventualmente los tendrás y entonces vamos a estar hablando de que tus resultados muestran ese nuevo compromiso.

Puedes estar comprometido totalmente con la mediocridad, con la escasez, con las relaciones disfuncionales. Todo esto se resume a una sola cosa: estás comprometido a tener razón en todo aquello negativo que piensas de ti y del mundo; estás comprometido a validar mediante tus resultados todas tus creencias sobre lo que no funciona y todo lo que crees que no eres capaz de crear o no mereces tener. También puedes estar totalmente comprometido con una vida exitosa, con resultados financieros espectaculares, con relaciones que te llenen de satisfacción. Cuesta lo mismo comprometerse con una cosa y con la otra. Da el mismo trabajo comprometerse con fracasar como con tener éxito.

Lee también
¿Cuál es el sentido de la vida?

Puedes estar comprometido a demostrar que todo lo que te dijeron que no era posible, que no eras capaz o que no te lo merecías es verdad, o puedes estar comprometido con demostrar que eso mismo no lo es y obtener la evidencia de ello en forma de resultados diametralmente distintos a los que has estado buscando tener hasta el momento.

Todo el asunto está es estar dispuesto a estar incómodo en un terreno de excelencia que te es desconocido por el tiempo suficiente hasta que te sientas a tus anchas en ese nuevo espacio. No puedes estar comprometido a algo nuevo sin estar dispuesto a estar verdaderamente incómodo.

Lee también
¿De qué se trata esto?

Mira a tu alrededor y checa. Sin importar lo que quieras aparentar o hacer creer, ¿a qué dicen tus resultados que has estado comprometido?

Si te funciona, muy bien.

Si no te funciona, ya sabes, hay trabajo por hacer que nadie puede hacer por ti.




Comparte