El asuntillo de la muerte




image - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Aunque sea incómodo pensarlo existe una sola verdad dura. Un día, no sabes cuándo, vas a morir; y del mismo modo, toda la gente que amas va a morir. Puede ser dentro de unos minutos o en muchos años pero de ese hecho nadie jamás ha escapado.

La muerte es de esas pocas cosas que no dependen de un punto de vista. La gente muere y ya.

Cuando hablamos de vivir en urgencia entendemos no dejar para después las cosas. Tener ya esa conversación que has postergado, arreglar tus relaciones, decir ya que amas a tus seres queridos.

Sin embargo no se trata solo de darte cuenta de que un dia vas a morir, sino también darte cuenta que todos los que amas también van a morir y nadie sabe cuándo ni cómo.

La urgencia no es solamente por transformar tu vida, sino llevar esta misma posibilidad de vida a los que amas mientras están vivos. Ahora. No en una semana, no en un mes, no en un año: ahora. Tu no sabes si aún estarán vivos cuando por fin pienses que es tiempo de enrolarlos.

Cuando lo ves de este modo, no puedes volver a aceptar una respuesta como: “ahora no es mi momento”, porque siempre es el momento hasta que no lo es. Y cuando ya no lo es, ya nunca será.

¿Qué vas a hacer con tu vida mientras te queda tiempo?¿qué te gustaría que pudieran hacer tus seres amados con el tiempo que les queda?

No es un asunto de vida o muerte. Es un asunto de vivir hasta la muerte. Vivir, no sobrevivir tan solo. Tu y todos los tuyos.




Comparte
Lee también
¿La transformación es un entrenamiento?