El secreto para que todo funcione



compromiso-secreto - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Todo el mundo lo busca, y es que debe existir un secreto para que las cosas funcionen, ¿correcto? Un secreto para que mis relaciones funcionen, para que mi familia funcione, para que mi trabajo funcione, para que mis finanzas funcionen… en corto: debe existir un secreto para que la vida funcione.

Si, en efecto, lo hay.

Y no se trata de vibrar en la frecuencia de nada, no se trata de atraer nada.

Tampoco se trata de un secreto que funcione como yo quiero que funcione. Este secreto es como es y no tiene que gustarte ni tienes que considerarlo justo para que funcione. Funciona como es o sencillamente no funciona.

¿Cuál es ese secreto?

Se llama compromiso.

Tómate unos minutos para pensar ¿Qué es para ti comprometerse? ¿Cómo sabes cuando estás comprometido? ¿Qué tan comprometido estás con algo?

¿Ya lo pensaste? Ok, platiquemos del tema.

Compromiso no es decir que estás comprometido. No es pensar que algo es una buena idea.

Comprometerse es consagrarse totalmente a algo. A una relación, a una meta, a una visión… TOTALMENTE.

Ni siquiera tiene que gustarte algo, no tienes que disfrutarlo necesariamente para estar comprometido con ello.

Algunas veces decimos que hay niveles de compromiso: desde “no estoy comprometido” hasta “totalmente comprometido” pasando por “vamos a ver de qué se trata” y “totalmente comprometido, pero….”. Pongámoslo sencillo: o estás comprometido a algo o no lo estás. Así nomás.

Lee también
De la lástima a la compasión

Ahora, no me vengas con el asunto de que tienes miedo a comprometerte. Ahora mismo ya estás totalmente comprometido por la razón que sea, con un montón de cosas. ¿Quieres saber con qué has estado comprometido todo este tiempo? Checa tus resultados.

Tu cuenta de banco te va a decir con qué finanzas has estado comprometido, el tipo de familia que tienes ahora es justo la familia que has estado comprometido a crear, tus relaciones de pareja te dice qué relación de pareja has estado dispuesto a crear.

En fin, no puedes decir que no tienes los resultados que quieres porque no te has comprometido. Más bien no tienes los resultados que DICES QUERER porque has estado totalmente comprometido a no tenerlos.

Piensa en esto como una pareja: cuando eliges comprometerte tú sabes que hay millones de personas en el mundo, sin embargo, eliges una y decides dejar de buscar y hacer que esa relación funcione del modo que sea necesario.

Y por supuesto, esperas que la otra persona también deje de buscar y decida hacer que esa relación funcione.

Comprometerse significa quedarse por elección propia sin más opciones. Dejar de buscar y hacer que funcione eso con lo que nos comprometimos. (Porque si va a ser, depende de mi, ¿correcto?)

Si me comprometo a algo, o tengo el resultado o me muero en la raya para tenerlo.

El compromiso tiene que ver con el futuro que quiero crear. Con el que estoy creando, no con el que digo que quiero crear necesariamente. Sin embargo, inventarme un futuro poderoso, uno que realmente sea importante para mi, es lo que hace que me comprometa con él. No un futuro que suene bonito, o parezca correcto… sino en verdad uno que me mueva.

Lee también
Hoy elijo....

Comprometerme con algo es ordenar mi vida alrededor de ello con lo que estoy comprometido.

Si no es así, me parece que no es compromiso.

¿Tú qué piensas?



Comparte