Familia: Contexto y Contenido




familia-extrana - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

¿Por qué eres como eres?¿Por qué eres quien eres?¿Por qué tus hijos son como son? Contexto. Como siempre, la respuesta es: CONTEXTO.

El contenido no puede ser distinto al contexto. Un mango se da en un árbol de mangos, un pez de mar sucede en el mar. Un árbol de mango da lo que da un árbol de mangos; el mar solo sustenta lo que el contexto “mar” permite. Una fresa no vendrá nunca de una palmera y un oso no vive bajo el agua.

Tu eres quien eres porque aprendiste a ser de esa manera y la mayor influencia que tuviste fue (y es) tu familia. Hiciste tuyas sus verdades, su modo de entender las cosas, su modo de ver la vida. Toda la expresión que conoces como “Tú” se la debes a tu familia. Incluso si creaste una personalidad buscando ser totalmente distinto a tu familia, de cualquier modo, esas maneras de ser fueron originadas por ese contexto primario que conocemos como familia.

¿Por qué tus hijos son como son? (o los hijos ajenos, en todo caso)¿Por qué hacen lo que hacen? Observa de cerca y podrás ver que no hacen nada que no tenga que ver con lo que ocurre en tu familia. No importa lo que les digas que deben hacer. Lo importante es lo que realmente ocurre en la dinámica familiar.

¿Te molesta o preocupa alguna conducta de tus hijos? Te apuesto lo que quieras a que los regaños y castigos no han funcionado. En todo caso puedes estar seguro(a) de que solamente los ha hecho más cuidadosos para no ser sorprendidos y reprimidos, pero puedes apostar que la conducta no ha cambiado. Seguro que no. Porque lo que causa esa conducta, esa manera de interpretar y relacionarse con el mundo no ha cambiado.

¿Quieres que algo cambie? cambia el contexto, cambia el sistema que mueve tu familia y solo entonces podrás ver los resultados reales aparecer. El contenido no puede ser distinto del contexto.

¿Te sirve de algo saber que tu aprendiste a ser tú y a actuar como lo haces de tu familia? Ok, entonces también podrás entender por qué tus hijos actúan como lo hacen. Y si lo puedes ver, puedes hacer algo al respecto.




Comparte
Lee también
¿Qué historia cuentas sobre ti?