Haciendo Ordinario lo Extraordinario





 

Haciendo Ordinario lo Extraordinario

 

Por Bernardo Villar

Se ha dicho hasta el cansancio que el Programa de Liderazgo está diseñado para obtener resultados extraordinarios, es decir, conseguir resultados que hasta el momento son difíciles o imposibles de conseguir. Sin embargo, viéndolo de ese modo, parece que la idea final serían los resultados por si mismos.

¿Qué tal si te digo que la meta no son los resultados?

El asunto es convertir en ordinario lo extraordinario. Así, tan extraño como suena. Permíteme explicarme.

¿Qué caso tendría solamente obtener resultados extraordinarios si estos resultados permanecen siendo extraordinarios?

Por eso es que tú no quieres los resultados. Mucho menos quieres que esos resultados sean extraordinarios. Lo que tu quieres es convertirte a ti en el hombre o la mujer para quien esos resultados extraordinarios son ordinarios, cotidianos.

Es decir, ahora mismo hay muchos resultados que no tienes de modo consistente, es decir, cuando los consigues, son extraordinarios. La idea es que en el programa de liderazgo puedas entrenarte para ser la persona para quien esos resultados ya no son extraordinarios sino cotidianos. Tu, quieres ampliar tu zona de confort de tal modo que todo eso que ahora mismo no se encuentra dentro, se integre a ella y aparezcan entonces nuevas metas extraordinarias que requieran de ti ser quien requieras ser, no solo para conseguirlas, sino para hacer también esas metas cotidianas, ordinarias.

Lee también
Soy Enrolamiento

¿De qué te serviría poder alcanzar tus metas si es una lucha titánica conseguirlas cada vez? ¿si no puedes sostener el resultado? Imagínate que aprendes a montar en bicicleta y cada vez que te subes a una fuera para ti un logro impresionante tan solo mantener el equilibrio. Lo que una vez fue extraordinario – mantener el equilibrio- se convierte en normal cuando adquieres maestría en ello. Del mismo modo, no se trata de que sea una siempre una hazaña lo que ahora te parece imposible, sino que se convierta en un resultado cotidiano, en resultado de tu maestría en ser.

El programa de liderazgo está diseñado entonces, para convertir en ordinarios tus resultados extraordinarios.

Lee también
¿Qué es una distinción?




Comparte