Historias y Relaciones




relaciones-e-historias-1-1024x632 - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Yo soy la historia que cuento de mi. También soy la historia que otros cuentan de mi (y con suerte ambas versiones se parecen). Del mismo modo tú eres para ti la historia que cuentas de tí, y también eres para los demás la historia que cada quien se cuenta de ti.

Esto complica el asunto de relacionarse porque no nos relacionamos con las personas sino con la historia que nos contamos de las personas. Yo me relaciono con mi historia de ti y tú te relacionas con la historia que te cuentas de mi.

En general, lo que nos funciona o no de los demás es la historia que nos contamos de ellos y se nos olvida que somos nosotros los que estamos creando esas historias y no tomamos responsabilidad por ello.

Si lo que digo tiene sentido, una relación nunca es una, sino al menos dos: mi relación con la historia que me cuento de ti y tu relación con la historia que te cuentas de mí. Yo tengo control directo sobre cómo me relaciono con mi historia de ti y puedo cambiar esa historia si no me funciona porque al final esa historia es mía, y al modificar esa historia y cómo me relaciono con ella, causaré algo distinto en la manera en que tú te relacionas con tu historia de mí y tal vez podamos entre los dos generar un juego de historias con el que nos sea más fácil relacionarnos de manera efectiva.

Al final, yo soy responsable de la historia que me cuento de ti y también de cómo me relaciono con ella, así como también soy responsable de causar la experiencia de mí en ti, y por tanto, de la historia que tú te cuentas de mi.

Si no perdemos esto de vista, imagínate las posibilidades que tendremos de relacionarnos con cada ser humano, evento o circunstancia.

Todo está en crear conversaciones que hagan posible lo que queremos crear




Comparte
Lee también
Cree en ti