¿Listos para lo que sigue? – parte 1




¿Listos para lo que sigue? - parte 1

Por Bernardo Villar

¿Algo distinto para el año que viene?

Se acerca el final de otro año. Además de la cena, las uvas y todo ese rollo, hay un ritual que es casi inescapable en estas fechas: los propósitos de año nuevo. ¿Cuántas listas has hecho con propósitos que nunca hiciste nada por materializar?.

¿Por qué normalmente no cumplimos nuestros propósitos de año nuevo? Tal vez porque nos proponemos cosas que “suenan bien” y parecen “o correcto” pero en realidad no nos importan en lo absoluto. Tal vez sea porque no tenemos las herramientas necesarias para hacerlo. ¿Te interesaría hacer algo distinto esta vez?

Este artículo es el primero de una serie de 6 que terminará el dia 31 y que nos llevará paso a paso a crear el contexto para que esos propósitos se cumplan en su mayoría este año y mucho antes de lo que crees posible. ¿Te interesa? Pues sigue leyendo y comparte esto con tus seres queridos. Va a estar buenísmo. Te doy mi palabra.

Primero lo primero

Si no sabes a dónde quieres ir, no importa qué camino tomes, pero tampoco te quejes porque no llegaste a donde no sabias que querias ir.

Comencemos recordando que no existe declaración o decreto mágico que haga que las cosas pasen solitas, que hagan que  “el universo” nos conceda lo que queremos. Una declaración es un acto lingüistico que presupone el compromiso del declarante a tomar acción para que esa declaración ocurra.

La parte más importante a la hora de declarar metas es hacer un chequeo de autenticidad. ¿Estoy declarando esto porque de verdad lo quiero o es porque se espera que yo declare?¿Declaro bajar de peso porque la gente espera que lo haga o porque estoy comprometido a hacer un cambio en mi salud?

Al terminar este párrafo, cierra tus ojos e imagínate a ti al final del próximo año. Imagínate cómo se sentirá entonces haber conseguido todo eso que realmente deseas crear este año: las relaciones, el trabajo, las finanzas, la sauld que estás por declarar.

Lee también
¿vas bien o estás perdido ?

¿Cómo se sintió? ¿Crees que va a estar mejor que eso cuando lo hayas conseguido? Pues bien, pongámonos a trabajar. Consigue una pluma y un lápiz y haz una lista de metas importantes para ti este año que está por comenzar. Hazla con calma, pensando bien si lo que escribes es importante para ti o es solo lo que los demás esperan. Se honesto(a). Busca cubrir todas las áreas de tu vida: personal, trabajo, relaciones, familia, finanzas, trabajo. Crear balance apoya a que los resultados se sostengan unos a otros. Incluye metas que son importantes para ti aun cuando te parezcan locas o inalcanzables. No sabrás hasta dónde puedes llegar a menos que estés dispuesto(a) a ir muy lejos.

No se vale declarar por alguien mas. Metas que tengan que ver contigo y que impliquen que seas tu quien tome el riesgo de ponerse en acción. Ademas es importante que sean tangibles y medibles, si es más dinero, dejar claro cuánto es mas, si es bajar de peso, cuántos kilos. No se aceptan cosas como: “ser más feliz”, “estar en paz”. Esas declaraciones son subjetivas y nos permiten mentirnos con facilidad. Los resultados medibles son fríos a la hora de evaluarlos.

Escribe en un papel cómo estás en un año: cómo son tus relaciones, tu trabajo, tu salud, tu apariencia física, tus finanzas. Escríbelas en presente y con lujo de detalle. La idea es que antes de mañana tengas escrita esa visión de tu vida en un año o menos y una lista de metas que la manifestarán en el mundo. Cuando la hayas hecho vuelve a leerla. Si sigues tranquilo, rómpela y haz otra: estás declarando a lo seguro. Si lo lees y te emociona, rómpela y haz otra, aun puedes hacerlo mejor. Si lo lees y te emocionas pero te mueres de miedo, tienes la lista de metas correcta y la visión que te moverá a conseguirla.

Lee también
EL PODER DE UNA CONVERSACIÓN…

Pero, ¿Sabes qué? no olvides que el asunto no es tener o hacer cosas. Lo que realmente quieres es convertirte mediante tus maneras de ser en la persona capaz de tener estos resultados una y otra vez, es decir, lo que deseas es hacer de esto un modo de vida sustentable.

Eso es lo que vamos a crear con  esto.

Y consíguete un compañero o compañera que se comprometa a apoyarte durante el año. Propónle hacer juntos este ejercicio y que también haga su lista de metas. Si le compartes este artículo mejor.

Muy bien, tenemos tarea por hacer. En el artículo de mañana comenzaremos a hacer nuestro plan de acción para que nuestras metas sean una realidad en un año o menos.

 

 




Comparte