No luches por tus sueños





 

luchador - entrenador transformacionalPor Bernardo Villar

No luches por tus sueños.

Suena extraño, ¿verdad? algo no está bien… ¿Cómo es eso de no luchar por mis sueños? ¿Qué locura? ¿Por qué no voy a luchar por lo que quiero?

Permite explicarme…

¿Te has puesto a escuchar esa frase: “luchar por tus sueños”? De tanto oírla suena muy bonita, poderosa: yo lucho por mis sueños y triunfo sobre todos….  ¿Quienes son todos? ¿Quién no quiere que cumplas tus sueños? ¿Por qué no querría que los cumplieras? Y si no quiere que los cumplas… ¿Por qué pelearte con él, ella o ellos? ¿Te peleas con todos los que se interponen entre tu y lo que quieres? ¿De verdad debe ser una lucha en la que uno gane y otro pierda?

Observa una vez más como la lucha, el antagonismo, el yo contra todos es un valor en nuestra sociedad. Un valor que basado en resultados, nos tiene como estamos: guerras, dominación, injusticia económica y social. En México tenemos una frase que lo explica claramente: “el que tiene más saliva traga más pinole”…

Lo que te intento comunicar es que tal vez no sea necesario estar a la defensiva y menos a la ofensiva por la vida, viendo a todos como antagonistas que tenemos que vencer para prevalecer. ¿Qué tal si pudieras sumar en lugar de luchar? Si tus sueños tienen valor para ti, seguro tienen valor para alguien más. ¿No será que los sueños de todos los seres humanos se parecen bastante? ¿Será que todos compartimos básicamente el mismo sueño? y si así fuera… ¿No sería más inteligente conseguirlo entre todos en lugar de matarse entre si para conseguirlo?

Lee también
La vida: el gran cosplay

Quitando las particularidades de las aspiraciones materiales personales, yo creo que la mayoría de los seres humanos queremos vivir en paz, ser amados y amar, tener prosperidad económica y poder expresarnos en el mundo de una manera auténtica. El resto es distinto adorno sobre el mismo pastel. ¿De verdad tenemos que matarnos por conseguirlo?

Por eso digo: no luches por tus sueños. No es necesario. Enrola para conseguirlos. Plantea un juego en los que los demás ganen cuando tu ganas y enrólate en juegos en los que tu ganas apoyando a otros a ganar.

Imagínate que la energía que le inviertes a estar luchando contra todos la inviertes en crear lo que quieres con la ayuda de esos con los que ahora mismo luchas. ¿Qué podrías estar creando ahora mismo si no te estuvieras peleando con el mundo para conseguir tus sueños y el mismo mundo te apoyara a conseguirlo?

Lee también
¿Quién va en tu barco?

 




Comparte