Observador, Acciones y Resultados / Ser, Hacer, Tener

Observador, Acciones y Resultados / Ser, Hacer, Tener

Por Bernardo Villar

El ser humano es un ser que observa y explica. Observa un fenómeno y le agrega una explicación y todo sucede de modo tan automático que nos parece que la explicación pertenece al fenómeno y nos olvidamos que somos nosotros quienes lo explicamos y nos parece que esa explicación (nuestra explicación) es como las cosas son.

Y cuando sabemos cómo son las cosas no queda espacio para ninguna otra interpretación, limitando las posibilidades de acción disponibles. Cuando recordamos que la explicación es solo NUESTRA EXPLICACIÓN, se abre la posibilidad de tomar otras acciones.

La explicación que le damos a los fenómenos definen nuestras posibilidades de tomar acción pues es la explicación que privilegiamos la que define la acción que tomaremos.

Conocemos el esquema SER - HACER - TENER, es decir, las acciones que definen mis resultados parten de quién estoy yo siendo. Sin embargo no estamos hablando solo de ser como maneras de comportarme sino de maneras de interpretar. Así, puedo actuar de modo distinto para obtener resultados distintos, y eso muchas veces funciona: acciones distintas provocan resultados distintos, ésto se llama aprendizaje incremental; pero aun así estamos cambiando solo los haceres (las maneras de ser son al final, haceres).

Lee también
¿Qué hacer cuando te critican?

Tal vez si vemos el esquema SER - HACER - TENER como OBSERVADOR - ACCIONES - RESULTADOS podamos entenderlo mejor. Cuando hablamos de SER nos estamos refiriendo a nosotros como observadores de los fenómenos. No se trata de cambiar maneras de actuar desde la misma explicación del resultado, sino para cambiar diametralmente el resultado es preciso cambiar el modo en que lo explicamos, es decir, cambiando el modo en que estamos interpretando cómo el mundo ocurre para nosotros