Puedo ser feliz aunque no esté contento… y viceversa

bici-brazos - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Felicidad no es un estado de ánimo, no se trata de estar riéndose todo el tiempo, no se trata de no sentir tristeza o ira. Si de eso se tratara sería absurdo aspirar a la felicidad. Siempre habrá eventos ante los cuales reaccionaremos con júbilo pero también otras con las que sentiremos tristeza, miedo o ira. ¿De qué otro modo podríamos reaccionar ante la pérdida de un ser querido, ante una agresión, un peligro inminente o ante una injusticia real o percibida? ¿Será que ser feliz implique no sentir mas que dicha?

Los sentimientos todos son completamente normales, algunos son mas placenteros que otros pero todos tienen su lugar y su utilidad en nuestras vidas, sin embargo creemos que la transformación implica estar permanentemente riendo y nos sentimos mal cuando nos descubrimos sintiendo tristeza, ira o miedo, como si algo estuviera mal en nosotros por experimentarlos.

Yo pienso que ser feliz no es un lugar al que se pueda llegar sino una disposición a serlo, un estado que surge de aceptar los eventos de nuestra vida, los buenos y los malos. Se trata de una apertura a vivir la vida completamente, la dicha, el dolor, la ira, el miedo, de experimentarla pero desde una consciencia de que soy yo quien la está experimentando. Siendo yo quien tiene la experiencia sin que sea la experiencia la que me tenga. Una vez que he experimentado la sensación, el sentimiento, lo puedo soltar sin crearme una conversación que me reste al respecto.

Lee también
Como el salmón

Contentarme yo lo entiendo como conformarme con lo que hay, aunque no esté de acuerdo ni me satisfaga. Si lo vemos así, puedo estar contento mucho más fácilmente con la vida: me pongo en modo automático y nada mas vivo sin intención. Es mucho más fácil dejar que los demás actúen, no reviste ningún riesgo y al final no ha de ser tan malo, ¿No es lo que hace la mayoría?

Puedo ser feliz y no estar contento con lo que hay, tomando acción para generar el cambio. También puedo estar contento y no ser feliz; supongo que lo ideal es estar contento y feliz.

La Felicidad surge del compromiso con una visión elegida conscientemente y la acción ejercida para alcanzarla. El contentamiento surge de lo contrario, de existir en automático tomando solo las opciones que "el mundo" tiene disponibles para mi.

Lee también
Quiebres, quiebres y más quiebres

Si estás contento, te sientes cómodo y seguro en donde estás pero no eres feliz, convendría echarle un ojo a todo eso que quisieras crear, con plantearte en honestidad la vida que te gustaría estar viviendo y comprometerte a crearla, a vivirla. No al rato sino ahora mismo.

 

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios

... y compártelo con tus amigos