¿Qué hacer cuando te critican?

thumbs-down-lrg - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

¿Qué sientes cuando alguien te dice que algo que tu haces, o una manera en que tu eres no le gusta? ¿Te enoja? ¿Por qué?

¿Qué tal si no eres monedita de oro? ¿Qué tal si la gente no te percibe del modo en que piensas que te estás proyectando? ¿Podría esto ser posible?

Pudiera ser que estés seguro de que te presentas como el tipo mas simpático del planeta pero en realidad la gente te vea como el pelmazo mas grande. Pudiera ser que creas ser el tipo más enrolador que hay y sin embargo la gente no te quiera como punto de referencia.

Entonces, ¿Por qué enojarte porque la gente te diga cómo te percibe? ¿Te enojas cuando en una plática la gente no te entiende? Claro que no, le preguntas qué no entiende y buscas comunicarte con mas eficiencia. Pues bien, cada acto que haces es una forma de lenguaje, habla de ti. ¿No sería entonces útil saber si estás siendo entendido? ¿Entonces por qué te enojas?

Hay dos modos de manejar este feedback:

"No es mi problema, es asunto de los demás"

Por supuesto, te sientes atacado, mal entendido, tratado injustamente. Te molestas. Sientes que tú estás bien y los demás están mal (pueden ser muchos o una sola persona) Eliges dejarle de hablar a la persona, dejar de frecuentar el círculo de amigos y buscas rodearte de aquellos que te dicen que todo está bien, que no requieres cambiar nada. Ellos si te entienden, ellos si te quieren.

Normalmente esa es la primera opción. Buscar apoyo dentro de tu zona de comodidad, donde nada te reta, donde lo conoces todo, donde todos son "amistosos".

Convendría hacerse una pregunta... ¿De verdad los demás son malos o no me comprenden? ¿Podría ser que yo no esté siendo quién creo que soy?...... ¿Y qué tal si los que me dicen que todo está bien piensan lo mismo y solo no me lo dicen?

Lee también
¡Tú no sabes lo que quieres!

¿Con qué frecuencia tu expresas tu opinión sobre otras personas? Seguro que muy seguido. Es normal. Es tu opinión. Y puedes llamarlo por sus sinónimos, juicio o crítica, no pasa nada. Normalmente no se la dices a las personas sobre las cuales opinas por temor a lastimarlas, a "hacerles daño" con tu juicio. Solo te atreves a "decirle sus verdades" a la gente cuando te enojas con ella. Eso también es normal.

Pero normal no quiere decir que sea lo más honesto. De hecho se me ocurre que es bastante hipócrita.

Si no le dices todo lo que piensas de ella a la gente que te importa, a la gente que te quiere por no "herirlas", ¿qué te hace pensar que esa misma gente que te quiere te va a decir todo lo que piensa de ti? ¿no será que no te lo dice por no lastimarte?

Buen punto, ¿no?

"Es mi problema, esta es una oportunidad"

Esta es la segunda opción. ¿Qué tal si te arriesgas a decirte: Esa es su opinión sobre mi o sobre mi trabajo, tal vez haya oportunidad de mejorar en esos puntos si no lo descarto?

Si una persona te dice que eres aburrido al hablar, pues puedes decir que es solo su opinión, pero si varias personas te dan la misma opinión, entonces tal vez debas poner mas atención y ver qué hay ahí.

No se trata de buscar darle gusto a todos, pero si tu desempeño en la vida, como ser gregario que eres, está condicionado por cómo eres percibido, tal vez hubiera un sinfín de posibilidades a tu disposición si tomas esa crítica, la analizas y si crees pertinente hacer algún ajuste, hacerlo.

Lee también
Aceptar no es conformarse ni estar de acuerdo, solo es aceptar.

Puedes decir: "Solo acepto crítica constructiva" pero, toda crítica es crítica, solo depende de la presentación y nos gusta más suavecita porque nos pega menos en el ego.

Cuando yo digo "esa es tu opinión, yo estoy bien tu estás mal y vete al diablo" estoy poniendo la responsabilidad afuera, no en mi. "Lo que tu pienses de mi es asunto tuyo". Aunque lo sea ( y lo es ) esa idea está originada por ti, entonces ¿quién es la fuente de esa idea de ti?

Como en todo, si no me veo como la causa, no puedo hacer nada para cambiar nada. Estoy siendo una víctima de los demás. Si por el contrario me planto como causa de esa opinión de mi, puedo tomar acción y crear algo distinto.

La crítica puede ser dura de recibir (y muy incómoda de dar) pero es un regalo invaluable que las demás personas nos dan acerca de cómo estamos siendo percibidos.