¿Qué tan lleno está tu frasco?

¿Qué tan lleno está tu frasco?

Por Bernardo Villar

Hoy me he encontrado con esta historia mientras daba vueltas con mi café decidiendo de qué se trataría el artículo de hoy. La verdad me pareció muy buena y he elegido compartirla casi tal cual la he encontrado (ok, si, la traduje, la fuente es en inglés)  porque me parece que muchas veces nos enfocamos en las cosas incorrectas en  nuestra vida.

Un profesor se paró ante su clase de filosofía y puso algunos objetos frente a él. Cuando la clase comenzó, sin decir nada, tomó un gran fresco de mayonesa y comenzó a llenarlo con pelotas de golf. Entonces preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Todos estuvieron de acuerdo en que así era.

Entonces el profesor tomó una caja con guijarros y los la vació en el frasco, la sacudió levemente y los guijarros rodaron a los espacios libres entre las pelotas de golf. Entonces preguntó a los estudiantes si el fresco estaba lleno. Todos dijeron que sí.

A continuación, el profesor tomó una caja con arena y la vació en el frasco. Por supuesto la arena llenó todo lo demás. Entonces preguntó una vez más si el frasco estaba lleno y los estudiantes contestaron unánimes: "Sí."

El profesor sacó dos latas de cerveza de debajo de la mesa y las vació dentro del frasco, llenando efectivamente el espacio entre la arena. Los estudiantes rieron.

"Ahora," dijo el profesor mientras cesaban las risas, "quiero que piensen que este frasco representa sus vidas. Las pelotas de golf son las cosas importantes - sus familias, sus hijos, su salud, sus amigos, sus pasiones - cosas con las cuales, si perdieran todo lo demás, sus vidas aun estarían llenas.

Los guijarros son las otras cosas que importan como su empleo, su casa, su auto. La arena es todo lo demás - las cosas pequeñas."

"Si ponemos la arena en el frasco primero," continuó, "No habría espacio para los guijarros o las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida. Si inviertes todo tu tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca habrá espacio para lo que ese más importante para ti. Juega con tus hijos, tómate tu tiempo para hacerte chequeos médicos. Ve a cenar con tu pareja. Juega otros 18 hoyos. Habrá tiempo para limpiar la casa y sacar la basura. Ocúpate de las pelotas de golf primero, las cosas que realmente importantes. Define tus prioridades. El resto es solo arena."

Cuando terminó, había un profundo silencio. Entonces uno de los estudiantes levantó la mano y con expresión de desconcierto preguntó lo que representaba la cerveza.

El profesor sonrió. "Me da gusto que preguntaras, solo es para mostrarte que no importa cuán llena tu vida parezca estar, siempre hay tiempo para un par de cervezas."

Fuente: http://www.oceancityfools.com

¿Te gustó esta historia? Coméntala y compártela con tus amigos

Lee también
TRANSFORMAR DESDE LA EDUCACIÓN