Ser Fuente




Ser Fuente

Por Bernardo Villar

fuente
nombre femenino
  1. Lugar donde brota una corriente de agua, ya sea del suelo, de entre las rocas, de un caño o de una llave.
    “el poblado disponía de un aljibe o cisterna en la que se almacenaba el agua traída de una fuente próxima”
  2. Construcción de piedra, hierro o ladrillos con uno o varios caños o espitas por donde sale agua.
    “bebió agua de la fuente mientras esperaba”

“Pararse como fuente”… ¿Qué es eso? Por supuesto nos referimos a la definición número uno. Ser de donde emana algo. Eso es ser fuente. Ahora, ¿qué significa?

Pararme como algo quiere decir tomar una postura, en este caso, actuar como si todo emanara de mi, pero, es ¿cierto esto? Por supuesto que no, es una POSTURA que te ofrece la posibilidad de acciòn. No es lo mismo ser el agua de la fuente que la fuente de la que emana el agua, ¿verdad?

Pero veamos si tiene sentido. El mundo existe por si mismo. Ya existía antes de que tu nacieras y va a continuar mucho despuès de que te hayas ido. Si, EL MUNDO, el mundo material, el de verdad, el que es un hecho. Pero ese mundo importa poco porque tu sólo puedes vivir en TU MUNDO, es decir, tu experiencia él una vez que lo has filtrado por tus valores, opiniones, prejuicios, juicios… es decir, una vez que lo has interpretado; solo que esta interpretación es tan automática que te pereciera que TU MUNDO fuera EL MUNDO.

Lee también
El Escándalo de la Transformación

Pero no lo es, ese mundo, TU MUNDO es una creaciòn tuya. Totalmente. Y no es falso, sino totalmente real. Para ti al menos. Eres fuente de él.

Cuando digo que eres fuente quiero decir que eres el creador de toda tu experiencia del mundo, y por tanto eres responsable por ella. Ser la fuente de algo y ser responsable por ello son dos conceptos que no pueden separarse. Eres la causa de tu experiencia del mundo. No eres la causa de lo que toda la gente hace, pero si eres la causa de cómo te relacionas con lo que la gente hace. Pero también puedes ser la causa de que la gente haga otras cosas al elegir relacionarte de otro modo con tu mundo y la gente que hay en tu mundo.

Tomar una postura de liderazgo tiene que ver con eso: no solo darse cuenta de que yo soy fuente de mi experiencia del mundo, sino que puedo influir en que las personas tengan una experiencia distinta de su mundo, con ello modificando sus acciones y como consecuencia, sus resultados.

¿Requieres tomar una postura de liderazgo? Pues la verdad no. Pero si en tu mundo hay cosas que no te satisfacen, si hay relaciones que no están funcionando en tu vida, si parece que no estás ganando en este juego que estás jugando, si hay situaciones en el mundo que no estás dispuesto o dispuesta a tolerar más, pues entonces, tu dime de quién va a depender hacer algo al respecto. ¿A quién le corresponde SER LA SOLUCIÒN?

Lee también
¿Listos para lo que sigue? - parte 1




Comparte