¡Tú sí vas!




barco-1024x631 - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Una postura que proponemos en este asunto de la transformación humana tiene que ver con incondicionalidad.

Cuando yo condiciono estoy jugando a que alguien más haga algo (que nunca es suficiente) para que entonces yo pueda decidirme a dar el 100%. Funciona así en relaciones humanas, negocios, etc. Simplemente es una conversación que te maneja y de la cual ni siquiera estás consciente.

Solo que ahora que la menciono, tal vez puedas verla: Condicionar a que algo externo a mi cause que yo haga algo (como dar el 100%) es una postura totalmente víctima: yo hago lo que hago porque algo externo lo causa.

Entonces, si no pasa nada...... ¡Exacto! no pasa nada.

Ahora imagínate que tomas total responsabilidad por todo lo que ocurre en tu mundo y te paras como la causa.

Lee también
100% posible 100% de las veces - Liderazgo

Entonces no importa lo que hagan los demás. Tienes la posibilidad de dar el 100% sin que alguien haga algo para causarlo, sin que nada tenga que pasar para que pase lo que quieres que pase.

Entonces, yo no requiero ir en tu barco, tú vas en el mío.

Yo me paro por tí aunque tú no te pares por mí. Y así tal vez algo cambie en la relación.

Yo juego al cien en mis relaciones, en mi trabajo, en mi familia, en mis finanzas. Juego al cien sin importar qué.

Me paro por tí, no importa qué. Para mí es tan importante que tu ganes como que gane yo.

Y por supuesto que en mi barco... ¡Tú sí vas!




Comparte
Lee también
Martillos y carpinteros - Hacer y SER