Un Juego más grande que tu vida

3026264-poster-p-1-want-to-change-the-world-join-a-corporation - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Echa un ojo a tu alrededor. El mundo no está en su mejor forma. Si vamos a ser sinceros, muchas cosas están del nabo y estamos en camino seguro para que nos cargue a todos el payaso.

Tal vez sea momento de no solamente cambiar nuestro mundo, en minúsculas, para comenzar a cambiar EL MUNDO. Así, con mayúsculas. El sentido de nuestra vida no puede ser solamente querer estar contento todo el tiempo. Estamos en la vida por un tiempo breve y en ese tiempo hacemos cosas. Algunas son importantes, algunas no. Son esas cosas importantes las que nos hacen conferirle un sentido a la vida más allá de mantenernos biológicamente vivos el mayor tiempo posible.

Sin darle vueltas filosóficas, el sentido de la vida es lo que cada quien responda a la pregunta "¿Qué cosa importante voy a hacer con mi tiempo de vida?" Y se me ocurre que limitar esa respuesta a mi solo bienestar inmediato, mi sensación de satisfacción y mi comodidad es una postura tan respetable como pobre y egoísta.

Lo que propongo es tomar una postura por algo más grande que uno mismo. Elegir algo de todo lo que está mal en el mundo y comenzar a arreglarlo. Por supuesto, queda claro que es una postura. Lo más seguro es que no vaya a cambiar nada porque tomes una postura para arreglar el mundo, pero puedes comenzar a ser una diferencia en el mundo inspirando a otros, enrolando. Tomar una postura es elegir una verdad desde la cual operar en mi vida, congruente con mi visión del mundo que estoy comprometido a crear. Sabiendo que no es LA verdad, yo la asumo como mía y aunque no haga ninguna diferencia real en el mundo, yo elijo que es importante y vivo como si ese impacto fuera lo único que importa causar.

Lee también
Departamento de quejas

Darle a la vida un sentido trascendente, un sentido de propósito, de misión, otorga al ser humano un sentido de logro y satisfacción mayor que el solamente buscar la felicidad chiquita de cada quién.

Es bastante más cómodo poner los puños en la cintura, mover la cabeza negativamente y decir: "¡qué barbaridad!" y sentir que ya cumplimos con nuestra parte al quejarnos, que tomar una postura y acciones congruentes con ella para solucionar el problema que nos ocupe, ¿no crees?

Comprometerme con una visión más grande que yo mismo, con un impacto más allá de mi círculo cercano tiene que ver con elegir que mi vida cuenta, que yo soy la diferencia, que no tengo que conformarme con cómo es el mundo, que no tengo por qué transigir con las injusticias y que callarme y/o no hacer nada es ser cómplice, ser parte del problema y no de la solución. Significa comprometerme a dejar algo tras de mi, significa que cuando muera podré sentir que todo valió la pena y mi vida no fue en vano. Significa darle un sentido a algo que no lo tiene. Es crear una realidad nueva, un mundo que funcione para todos, es asumir el liderazgo del que soy capaz y ejercerlo de un modo grande.

Lee también
La diferencia entre metas y sueños