¿vas bien o estás perdido ?




OnTheRoad-1024x622 - entrenador transformacional

Por Bernardo Villar

Tu visión no es un lugar al que algún dia vas a llegar, no hay un plazo para que ocurra. Si en el futuro quieres tu mundo, tu vida de cierta manera, no puedes esperarte a que de pronto un dia cambie por arte de magia. Tu visión se vive ahora y se manifiesta mediante acciones congruentes con ella.

¿Estás viviendo tu visión?

  1. Cuando estás viviendo tu visión, estás creando lo más importante para ti en la vida. Cada mañana te levantas emocionado por las posibilidades que se abren frente a ti. Si te descubres muy seguido pensando: Qué flojera, hoy TENGO que hacer tal cosa, es posible que hayas perdido el foco de tu visión.
  2. Si estás creando tu visión, sabes que se trata de un trabajo en proceso, que siempre algo falta por crear, pero sabes que lo estás creando. Si sientes que tu vida no te satisface completamente, sientes que algo te falta algo todo el tiempo, sientes que algo nada mas no está bien, conviene que cheques si estás en el camino correcto a tu visión.
  3. Cuando estás comprometido con tu visión te rodeas de personas que admiras, que te inspiran, que te enrolan y están enroladas con tu visión, comprometidas con que crees eso que estás creando. Si estás rodeado de, y haciendo coro con personas que solo quitan, se quejan, conspiran, critican y condenan enfocados en todos los por qué y cómo no se puede y no en los por qué y cómo sí, tal vez te estés alejando de tu meta.
  4. Cuando estás creando tu visión te encuentras haciendo lo que quieres hacer todo el tiempo. Si te sorprendes soñando hacer cualquier otra cosa, es posible que no te encuentres en el camino correcto.
  5. Si estás trabajando en tu visión, tu trabajo está alineado con ella. Si te encuentras trabajando solo por el dinero y estás contando los días hasta el siguiente fin de semana o las siguientes vacaciones, seguro andas perdido.
  6. El solo hecho de pensar en tu visión y saber que la estás creando es fuente de felicidad, y ese tipo de felicidad viene de adentro. Si sientes que estás corriendo y no te mueves, si estás esperando a que algo pase para ser feliz, si concidionas tu felicidad a eventos externos, es tiempo de evaluar hacia dónde estás yendo.
Lee también
Manual definitivo de enrolamiento

Entonces, luego de leer lo anterior, ¿Hacia dónde vas? ¿Estás creando tu visión? ¿Es tiempo de reajustar el camino? ¿De hacer algún rediseño?

 

¿Tu qué piensas? Déjanos tus comentarios.

…Y compártelo con tus amigos




Comparte
Lee también
La importancia de la víctima